Blog
Home > Blog > Estimulación Magnética Transcraneal, una alternativa en el tratamiento de adicciones

Más información Telf. 93 201 98 56

Estimulación Magnética Transcraneal, una alternativa en el tratamiento de adicciones

27 de mayo de 2019 por Diego Barroso

Entre los tratamientos para adicciones, se encuentra la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT). Se trata de un método médico no invasivo que desencadena actividad neural, la cual aprobada para el tratamiento de la depresión en 2008. Actualmente, de modo pionero se está demostrando su eficacia en la deshabituación en adicciones.

De acuerdo con la publicación de la aclamada revista Nature de los investigadores A. Bonci & B. Chen (2016), se empezaron a estudiar las áreas cerebrales que regulan el control de impulsos. El objetivo era ayudar a los pacientes adictos a reducir el craving (ganas urgentes de consumir). Iniciaron estos estudios, en NIDA, Baltimore, con ratas adictas a la cocaína, en donde se constató que hay una parte cerebral clave en este control de impulsos. Se trata del córtex prefrontal dorsolateral (CpFDL), el cual es quien gobierna el control ejecutivo de nuestros actos.

Eventualmente, Gallimberti condujo un estudio al respecto que debutó con 32 pacientes y del que actualmente hay alrededor de 300. También C. Hanlon, en MUSC (EE.UU.), llevó a cabo otro estudio, doble ciego, con pacientes adictos a la cocaína y, en Mayo del 2017, se hicieron dos más: México y Baltimore.

Los beneficios de la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT)

En 1985, A. Barker introdujo la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) para poner a prueba la neurofisiología humana. Con una bobina electromagnética en el cráneo, sobre el córtex motor, y generando un pulso de corriente fuerte y breve se realizaban movimientos voluntarios de las manos y las piernas. Mediante este estudio se hipotetizó que la corriente excitaba a las neuronas motoras.

Después, en la década de los 90, se usó la Estimulación Magnética Transcraneal para ver cómo funcionaba el córtex visual en personas ciegas. Descubrieron que estimulaciones a baja frecuencia (1 hz = 1 pulso por segundo) inhibían las neuronas, mientras que, a alta frecuencia (5-20 hz), se excitaban. Así mismo, también se logró ver que los pacientes deprimidos respondían a altas frecuencias de EMT repetitiva, y pacientes psicóticos con alucinaciones auditivas mejoraban con EMT de baja frecuencia.

Desde entonces, se consideraron los beneficios de la Estimulación Magnética Transcraneal en distintos casos clínicos.  Durante los últimos nueve años se ha aplicado la EMT a:

  •  Trastornos psiquiátricos como trastorno obsesivo compulsivo, trastorno por estrés postraumático, estrés y a varias adicciones (alcohol, nicotina y opioides);
  • y enfermedades médicas como la epilepsia, el Parkinson o el dolor crónico

En el equipo del Dr.Sambola, creemos en la eficacia de esta innovadora técnica para la reducción del craving en el proceso de deshabituación a tóxicos. Es por ello que, como centro pionero ofreceremos a nuestros pacientes cuyas necesidades y perfil se ajusten el uso de esta tecnología innovadora como alternativa a tratamiento de adicciones. 


Etiquetas:
Publicado en Adicciones