Blog
Home > Adicciones

Más información Telf. 93 201 98 56

El proceso de recuperación en las adicciones

Cuando una persona decide hacer el paso de adentrarse en el proceso de abandonar su adicción ocurren en ella varios cambios conductuales, emocionales y físicos.

La persona en cuestión deberá generar cambios en su día a día, en sus rutinas, en su entorno, vivirá diferentes emociones y su estado de ánimo variará, pero también sufrirá cambios físicos.

El cuerpo debe ajustarse a la nueva situación sin sustancia.

Cuando la persona consume, su química cerebral se altera por este consumo, de forma que, cuando decide dejar de consumir, esta química debe ajustarse para volver a funcionar con normalidad.

Durante esta recuperación temprana, se puede experimentar síntomas depresivos, baja energía, problemas de sueño, dolores de cabeza y ansiedad. Estos síntomas son parte del proceso y se pueden ayudar a gestionar a través de una buena dieta, ejercicio físico, dormir adecuadamente, relajarse y realizar actividades agradables.
Es importante que al principio de la recuperación la persona entienda el por qué aparecen estos cambios mencionados, para ello podemos explicar que estadios existen en la recuperación de una adicción:


Estadio de Abstinencia va de 1 a 2 semanas.

Se experimentan síntomas difíciles. Estos están relacionados con el tipo de sustancia, la cantidad, la frecuencia y el patrón de consumo de esta.

Estadio de Abstinencia Temprana (Luna de Miel) à de 2 a 4 semanas tras abstinencia.

En esta fase los y las pacientes suelen sentirse bien y con mucha energía, puede aparecer la falsa creencia de “haberse curado” y puede haber abandono de tratamiento. Es importante tener en cuenta que el cerebro sigue ajustándose y que pueden aparecer también síntomas como problemas para concentrarse, ansiedad o problemas de sueño.

Estadio de Abstinencia Prolongada (El Muro) à de 3-4 meses tras la abstinencia temprana.

Se define por una etapa de tristeza, cambios emocionales, irritabilidad, dificultad para concentrarse, baja energía y falta de entusiasmo general que son resultado de cambios químicos cerebrales. Pueden aparecer deseos de consumo o craving por lo que es importante seguir trabajando en la abstinencia.

Estadio de Reajuste à de 2 meses tras la abstinencia prolongada.

En esta fase el cerebro se ha recuperado mucho. Ahora hay que seguir trabajando para mantener los cambios realizados y mantener un estilo de vida libre de tóxicos.

En nuestro consulta externa trabajamos para acompañarte y ofrecerte recursos en el proceso de recuperación. De este modo, te ayudamos y guiamos para garantizar una recuperación satisfactoria.

Si te has decidido y crees que es el momento de generar este cambio en ti, pídenos cita:

-Al teléfono 932 019 856

-Envía mail al info@drsambola.com

-Rellena el formulario de contacto

-o también puedes encontrarnos en Vía Augusta, 229 bajos, 08021 Barcelona.

leer más
Etiquetas:
Publicado en Adicciones

Adicciones más allá de las sustancias

A menudo cuando escuchamos la palabra adicción rápidamente nos viene a la cabeza una sustancia como el alcohol, la cocaína, el tabaco o la marihuana. Más allá de las adicciones a las sustancias encontramos las adicciones denominadas como  conductuales. Cuando hablamos de este tipo nos referimos a cuando una conducta que a primera vista parecería inocua o normal se vuelve dependiente para la persona, como por ejemplo jugar a los videojuegos o hablar por el teléfono móvil.

Diversos estudios científicos han destacado las adicciones conductuales o comportamentales muy similares a las adicciones a sustancias, destacando así criterios de diagnóstico como puede ser la abstinencia o los circuitos cerebrales implicados en ellas. Este tipo de adicción parece ser notable y cada vez más presenciada en nuestro día a día.

¿Qué tipos podemos encontrar?

Existen diversos tipos pero las más frecuentes son:

  • Adicción a los videojuegos: se observa un constante juego compulsivo que hace que la persona se aísle de otras tareas o actividades.
  • Adicción al sexo: se aprecia en las personas un deseo constante de mantener relaciones sexuales que genera malestar en ellas.
  • Adicción a internet: refiere a un uso abusivo de internet constante que acaba generando malestar significativo.
  • Adicción al juego de azar: definido por un juego persistente y recurrente que acaba generando malestar en la persona en su ausencia y generalmente existe un impacto económico.
  • Adicción a las compras: destaca por la compra compulsiva y sin necesidad básica aparente de forma desmesurada de todo tipo de objetos y productos. Se suele apreciar impacto económico.

¿Cuáles son las consecuencias más comunes?

Las consecuencias que suelen aparecer dependen del tipo de adicción del que se esté hablando, pueden ser diversas y algunas de ellas graves:

  • Económicas: se refieren sobre todo a las compras, videojuegos y juego al azar, en las que se puede apreciar un gasto desmesurado e incluso deudas.
  • Problemas de sueño: pueden aparecer problemas para conciliar el sueño relacionados con el uso de dispositivos electrónicos antes de ir a dormir o bien un uso abusivo que limita el tiempo de descanso.
  • Problemas con entorno (familiar, social): pueden aparecer conflictos intrafamiliares por confrontación del problema o bien por descuido de tareas por destinar tiempo al objeto de la adicción. También puede aparecer aislamiento social.
  • Problemas laborales: del mismo modo pueden aparecer conflictos en el trabajo por descuidar las tareas y estar centrado/a en otros intereses.
  • Consecuencias psicológicas: puede aparecer ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, dependencia, introversión, baja autoestima, cansancio, etc.

¿Qué signos me alertan de un posible problema?

Cuando la persona empieza a presenciar un malestar significativo o cuando la conducta le limita e interfiere en su actividad diaria y en sus tareas cotidianas debe valorarse una posible adicción.

Además de esto si la persona experimenta tolerancia (necesidad de aumentar la frecuencia en que realiza la conducta para sentirse bien), sensación de pérdida de control (no poder parar de hacer la conducta o miente a las personas cercanas (pone excusas u oculta su conducta) también son signos de alarma que indican una posible adicción.

 

Si sientes que parte de esta información puede dar explicación a lo que estás sintiendo, es el momento de pedir ayuda para poder sentirte mejor. En nuestro centro de visitas externas, Centro Bonanova ofrecemos un servicio psicológico y psiquiátrico especializado en adicciones de todo tipo a través de terapia individualizada y grupal para poder ayudarte a poner solución a todo el malestar que estás sintiendo. No dudes en contactar con nosotros para más información a 932019856 e iniciar tu camino hacia el bienestar físico y psicológico .

 

 

 

leer más
Etiquetas:
Publicado en Adicciones General Internet juego patologico Sexo

Qué es una adicción

Contrariamente a las ideas extendidas en nuestra sociedad, una adicción no refleja una debilidad o una falta de voluntad del individuo que la padece. Con esto queremos decir que las sustancias adictivas actúan sobre el sistema cerebral, lo invaden y modifican su funcionamiento. 

En otras palabras, cuando hay una adicción es cuando el cerebro ha sufrido de perturbaciones complejas de sus mecanismos, lo que acarrea una pérdida de control del comportamiento. Estamos hablando entonces que una adicción es una enfermedad psiquiátrica y neurológica que requiere considerarse y ser tratada como tal.

Las drogas habituales de consumo son el alcohol, el tabaco, el cannabis, la cocaína y, a nivel comportamental, las tecnologías y el juego principalmente.

La adicción es una enfermedad el sistema nervioso delante de la cual no somos todos iguales algunos son más vulnerables que otros. Para superar una adicción es necesario la intervención de un equipo multidisciplinar, el apoyo de la familia y, habitualmente, requiere una desintoxicación hospitalaria. En nuestra clínica, durante los ingresos, se fomenta la reconstrucción del individuo y su deshabituación trabajando tanto con el él/ella como con la familia.

leer más
Etiquetas: Etiquetas: , ,
Publicado en Adicciones

Cura de desintoxicación

¿Qué es una cura de desintoxicación?

La decisión de parar de beber es el primer paso cuando se constata que hay una dependencia al alcohol 

La cura de desintoxicación permite pasar más fácilmente el periodo de abstinencia alcohólica con la ayuda médica y psicológica apropiada 

Una cura de desintoxicación en clínica, permite ayudar a las personas a encarar los síntomas de abstinencia en el seno de una clínica o de un hospital; el ingreso  dura alrededor de 3-4 semanas.

Durante la cura el paciente aprende sobre su adicción, desarrolla mecanismos para sobrellevar el riesgo de recaída y se trabaja, asimismo, con la familia y el entorno para ayudar a la comprensión de la enfermedad.

¿Porqué hospitalizarse?
El síndrome de abstinencia alcohólica es una fase muy delicada, algunas personas tienen síntomas impresionantes y difíciles de sobrellevar como es el caso del Delirium tremens; además pasar la abstinencia en el domicilio a veces puede ser poco abordable como por ejemplo en el caso de grandes bebedores,de personas que viven solas, personas depresivas o personas que ya han intentado dejarlo y han recaído, personas que presentan síntomas físicos por el consumo de alcohol, desde las náuseas matutinas como el hormigueo o rampas nocturnas en las piernas

Para iniciar una desintoxicación el paciente debe desearlo y los profesionales trabajamos también estos aspectos motivacionales.

En Centro Bonanova (tratamiento ambulatorio) y Clínica Galatea (hospitalización) somos especialistas en estos abordajes

leer más
Etiquetas:
Publicado en Adicciones

Medidas de prevención a las adicciones

Las conductas de consumo de sustancias o sin sustancias  suelen comenzar como experiencias placenteras: desinhibición, experimentar sensaciones intensas, conseguir la sensación de cercanía interpersonal. Cuando ésta búsqueda ha alcanzado un carácter regulador, de alivio psíquico y adaptativo ya se habrá pasado al terreno de la adicción.

Una de las preguntas, en el caso de la adicción, más recurrentes en consulta de nuestros pacientes, que sufren por su enfermedad es:

 “Por qué yo he desarrollado una adicción y otros que también salieron de fiesta y probaron drogas o jugaron a la Play Station no?

De todos es sabida la respuesta basada en el modelo bio-psico- social, la cual  es sustancial y científica pero a veces queda distante y poco personalizada si no se profundiza en la dimensión psico- social.

Es necesario comprender y saber tratar la tendencia a la disregulación gestada desde el estilo de apego desarrollado durante la historia experiencial y relacional de la persona y desensibilizar esas memorias que apoyan la identidad asociada a “sentir/se”, la necesidad de validación insaciable,  el ser silenciados, calmados o potencian la evitatividad ante las emociones, situaciones y /o conflictos.

  • Lo que las teorías sobre el Apego defienden es que el apego seguro es “el mejor superpoder de héroes que necesitan nuestros hijos” y la buena noticia es que es reparable con técnicas especializadas y esto sería el modo básico para hacer prevención.
  • La investigación en el campo del apego nos amplía la comprensión sobre el desarrollo de la seguridad y confianza en uno mismo como resultado de las relaciones establecidas con los padres.
  • El estilo de apego determinará gran parte de la vida afectiva y los estilos de relaciones interpersonales, pero sobre todo establecerá las bases para la autorregulación o desregulación emocional.
  • Los primeros apegos en la vida son los más importantes pues constituyen el marco de referencia para todas las relaciones futuras. Las personas que tuvieron un modelo de apego que les transmitió seguridad tienen más ventajas para afrontar la vida.
  • Las personas que no cuentan con un modelo de apego seguro, aquellos que no fueron calmados, mirados, sentidos y sostenidos cuando han sentido perturbación o malestar; bien sea porque sus necesidades básicas no se han cubierto o no fueron consolados cuando se han caído o cuando sus emociones o malestar ha pasado inadvertido tienden a crecer sintiéndose inseguros con dificultades para manejar la ansiedad, el enfado o la rabia cuando no obtienen lo que esperan o cuando las cosas van mal. Como mecanismo regulador aparece la “desconexión/disociación” subconsciente o inconsciente. Estos recuerdos almacenados reactivarán la búsqueda…, y en muchas ocasiones “las drogas o conductas obsesivas” acaban siendo estos aliados efímeros “la desconexión es el modelo aprendido”

Cambiar la experiencia no es posible en absoluto pero puede reprocesarse y desensibilizarse.

Asumimos el reto de un abordaje que se sumerge en el camino que entiende y alivia la necesidad de regulación; también es bueno abrirnos como terapeutas a sanear la propia historia psicotraumatizante que el consumo activo o el trastorno emocional vino a reforzar: “yo no sé sostenerme en este estado”.

El abordaje de las adicciones y/o el trastorno emocional a nivel profundo ha de estar vinculado a la comprensión y el saber tratar el estilo de apego seguro/inseguro/desorganizado, ambivalente que pueda tener la persona que sufre.

Éstos y otros horizontes nos ocupan para dar esperanza a la necesidad más básica del ser humano: “sentirnos seguros”

leer más
Etiquetas: Etiquetas:
Publicado en Adicciones

¿Cómo dejar el cigarrillo de forma natural?

Los cigarrillos y otras formas de tabaco son adictivas. Y como toda adicción, para que se mantenga influye la dependencia de la vía de acceso, la forma de administración, el tipo y el grado de adicción. Es decir, dentro de los fumadores con mayor sintomatología de adicción son quienes consumen cigarrillos, pues al inhalar el humo absorben tres veces más nicotina que los que fuman pipa y puros. 

(más…)

leer más
Etiquetas:
Publicado en Adicciones Tabaquismo

¿Cuáles son las causas de los trastornos de nuestros hijos adolescentes?

“Tengo miedo a que mi hijo sea adolescente: ¿con quién se relacionará?, ¿se podrá caer caer en las drogas?”

Son algunas de las preguntas sentidas, silenciadas, pronunciadas y escuchadas por amigos. Son inclusive motivo de consulta de padres con angustia anticipatoria en la relación con el carácter o comportamiento social que sus hijos adolescentes. En especial cuando se convierten en motivo de consulta al surgir problemas conductuales, drogas, agresividad, abandono escolar e inclusive conductas disfuncionales en el hogar. Se suele solicitar ayuda son variadas las manifestaciones emocionales que experimentan: desde el enfado, la preocupación hasta el miedo. E incluso, una especie culpa oculta o manifiestamente como expresión de su angustia.

¿En dónde están las raíces del problema?

La culpa como modo de queja se convierte en una especie de postura que favorece la parálisis familiar, retorciéndose en la excusa del propio lamento sufridor.

En los jóvenes y adolescentes muchas veces nos encontramos ante la callada voz de los obstáculos: “mi madre tiene miedo”; “mis padres tienen culpa”, entresijos donde nuestros hijos se escapan y se permiten sus conductas poco sanas –que además se refuerzan–.

¿En dónde están las raíces del problema? En la responsabilidad compartida de los valores que transmitimos y la responsabilidad de nuestros hijos de leer la realidad de muchos modos diferentes a nuestras buenas intenciones.

Muchas veces hemos dicho o escuchado las frases hechas como: “no nacemos con un manual de padres debajo del brazo” o que “lo hacemos lo mejor posible”.

¿Qué dicen los expertos?

Parafraseando a la filósofa y escritora española, Elsa Punset: “Lo ideal sería que cuando eres pequeño tus padres y tus maestros supieran lo suficiente sobre las emociones como para ayudarte a navegar por ellas. Ha habido un gran fallo de la sociedad: hemos dejado a los padres muy desamparados, les obligamos a sacarse titulitos para todo menos para tener hijos y para entender cómo funcionan emocionalmente.”* 

En la observación clínica no nos encontramos con lo ideal, es inevitable encontrarnos con variados perfiles de familias que se repiten acompañando a sus hijos que sufren por algún trastorno emocional o que se drogan.

Patrones de conducta familiar que NO favorecen a la educación

He aquí, desde la observación una clasificación popular, de uno de esos patrones familiares poco sanos, que NO favorecen cuando estamos educando a otros.

Es importante clarificar que cuando nos referimos a estilos nocivos se trata de lo que destaca unipolarmente, se acentúa o sobreabunda como la forma de relación entre los padres con sus hijos.

He aquí la gran diferencia entre: “quiero lo mejor para mis hijos” y “quiero que mi hijo sea el mejor”

Be the best” (Sé el mejor). 

Este estilo educativo tiene varios matices, aunque se refiere básicamente a aquellos padres que planean a sus hijos y a su futuro desde sus propias expectativas “que sean los mejores”. Es un posicionamiento egoísta, limitado sobre las necesidades de sus hijos. Muchas veces les someten a una sobrecarga en estudios, idiomas, refuerzos y tienen poca comunicación con ellos, poco tiempo para interesarse por sus gustos, intereses, sentimientos, por compartir el tiempo libre de un modo distendido. Suelen ser entornos familiares de alta exigencia y autoritarismo donde se menosprecia la falta de competencia específica, en tanto se promueve la no expresión de debilidades, discapacidades o limitaciones. Incluso, y esto es lo más nocivo de todo, los hijos pueden llegar a leer y/o interpretar que para ganar el amor de sus padres, nublado por la exigencia fría, han de conseguir ser como sus padres desean. Y esto puede suponer una carrera de fondo estresante, tensa y de insatisfacción crónica a largo plazo… porque el amor no tiene nada que ver con ser el mejor – nunca fue así, no estamos necesitados de ser los mejores. En cambio estamos necesitados de ser amados sin condición, sencillamente por quienes somos. Este estilo, muy presente en nuestras consultas acaba desvirtuando el propósito del afecto natural, necesario mientras se gesta la afectividad humana.

En definitiva, en próximas reflexiones desde la contemplación del sufrimiento humano, no desde los síntomas, continuaremos compartiendo este tipo de patrones que influyen en la dinámica familiar. 

 Así hablaremos más de los patrones que se hacen clásicos sobre el mantenimiento de un sistema familiar enfermo: “sé el mejor, no se te ocurra equivocarte, no hables, no sientas, no confíes, no pierdas el control y no busques ayuda fuera”.

 *En entrevista concedida en la promoción de su libro: “Brújula para navegantes emocionales”

leer más
Etiquetas: Etiquetas: , ,
Publicado en Adicciones Adolescencia

El alcohol, la droga más perjudicial existente en nuestra sociedad

Cuando se contempla el daño tanto al individuo como a terceros, el alcohol resultar ser la droga más perjudicial existente en nuestra sociedad. 

En general se admite que alrededor del 10% de la población padece algún tipo de trastorno relacionado con el alcohol. La prevalencia a lo largo de la vida del síndrome de dependencia alcohólica es superior al 4%.

Estamos en un mundo globalizado y el alcohol no es una excepción. A nivel europeo existe una clara tendencia a la unificación de los patrones de consumo alcohólico. De hecho, el consumo de alcohol en los españoles ha marcado un incremento de cerveza (y una disminución de vino). Con esto vemos que en la población española existe un incremento de los consumos masivos cortos en el tiempo, como en el caso del “botellón”.

Los consumos de fin de semana están asociados a una mayor frecuencia de la patología conductual en intoxicaciones y policonsumo. Sin olvidar que también ha aumentado la incidencia de accidentes y la violencia doméstica relacionados con el alcohol. Sin embargo, sólo una de cada cuatro personas que presentan dependencia alcohólica solicita ayuda.

No sólo cuando hay dependencia alcohólica, también cuando ha habido algunos consumos de riesgo pueden precipitar o bien agravar múltiples trastornos psiquiátricos o dificultar cualquier tratamiento que interacciona con el alcohol.

 

leer más
Etiquetas:
Publicado en Adicciones Alcoholismo

Consejos para reducir el consumo de alcohol con éxito

En la actualidad se están llevando a cabo estudios con un medicamento que ayudaría a controlar mejor y reducir el consumo de alcohol. Es de prever que en pocos meses lo tengamos ya en las farmacias.

Algunas estrategias nos pueden ayudar a tener menos problemas relacionados con el alcohol:

  1. Anotar cada vez que tomamos una copa.
  2. No beber cada día, decidiendo previamente los días que va a beber y qué cantidad máxima va a tomar. Es importante cumplir los días que ha decidido no tomar ninguna copa.
  3. Intentar evitar el consumo de alcohol con el estómago vacío. Si hay comida, la absorción de alcohol es más lenta.
  4. Procure beber lentamente. Si tiene sed, beba previamente bebida sin alcohol y posteriormente beba a pequeños sorbos.
  5. Planifique aquellas situaciones en las que suele consumir más alcohol. Si es durante comidas de trabajo es una buena idea tomar dos vasos de agua antes de empezar con vino. Si bebe en casa, procure no tener alcohol en la misma.
  6. Realice actividades sanas tales como el deporte.
  7. Manténgase firme en las situaciones que previamente ha decidido no beber.

Cuando se contempla el daño tanto al individuo como a terceros, el alcohol resultar ser la droga más perjudicial existente en nuestra sociedad. Por ello no ha de sorprendernos que el alcohol es la droga más perjudicial que existe en nuestra sociedad

leer más
Etiquetas:
Publicado en Adicciones Alcoholismo

Mide el grado de dependencia al tabaco con este cuestionario

Existe una prevalencia alta en el consumo de tabaco en la población española. El casi 30 por ciento de la población fuma a diario, cumpliendo con los criterios de lo que se conoce como dependencia: 

  • tolerancia, 
  • abstinencia, 
  • deseos infructuosos de abandonar el consumo 
  • y potenciales o reales graves consecuencias asociadas al consumo.

El tabaquismo se considera la principal causa prevenible de morbimortalidad y se conoce que un alto porcentaje de fumadores desean dejar de fumar ( 70%) y un alto porcentaje lo intenta cada año ( 30% ) pero, entre los que lo intentan sin ayuda solamente lo consiguen unos pocos ( 3-5 % ).

En el caso de fumadores con trastornos psiquiátricos, la situación es aún más grave. La prevalencia es entre 2 y 4 veces mayor que en población general. Además que la gravedad de la dependencia y abstinencia es mayor, sin olvidar que el pronóstico es peor sin ayuda.

El cuestionario Fagerstom para la dependencia a la nicotina

Para medir el grado de dependencia se utiliza de forma más frecuente el Fagerstom Test for Nicotine Dependence. Una puntuación por debajo de los 3 puntos reflejaría baja o ausencia de dependencia; mientras que superior a los 6 puntos sugiriría una alta dependencia.

Se ha propuesto otros marcadores de dependencia pero aún no han demostrado una utilidad significativa.

TEST DE FAGERSTRÖM

1.- ¿Cuánto tarda después de despertarse en fumar el primer cigarrillo?

–  5 minutos o menos (3)

–  6-30 minutos (2)

–  31-60 minutos (1)

–  Más de 60 minutos (0)

2.- ¿Encuentra difícil abstenerse de fumar en sitios donde está prohibido, tales como iglesias, bibliotecas, cines, etc.?

– sí (1)

– no (0)

3.- ¿A qué cigarrillo odiaría más renunciar?

-Al  primero de la mañana (1)

– A cualquier otro (0)

4.- ¿Cuántos cigarrillos fuma al día?

-10 o menos (0)

– Entre 11 y 20 (1)

– Entre  21 y 30 (2)

– Más de 30 (3)

5.- ¿Fuma más frecuentemente durante les primeras horas después de despertarse  que durante el resto del día?

– sí (1)

– no (0)

6.- ¿Fuma cuando está tan enfermo que pasa en la cama la mayor parte del día?

– sí (1)

– no (0)

Lo más importante es ofrecerle al futuro exfumador todas las herramientas que le permitan dejar de fumar con el menor malestar posible. De modo que pueda enriquecer su motivación como punto clave en este proceso y, por ende, liberarse del tabaco.

leer más
Etiquetas: Etiquetas: , ,
Publicado en Adicciones Tabaquismo