¿Cuáles son las etapas de rehabilitación para adictos?
Inicio /

Más información Telf. 93 201 98 56

¿Cuáles son las etapas de rehabilitación para adictos?

En el proceso de rehabilitación para adictos a sustancias se producen diferentes cambios a nivel cerebral y psicológico. Por un lado, se hallan cambios neuroquímicos a nivel de sistema nervioso central que se traducen a un reajuste. Por otro lado, este reajuste a nivel cerebro produce cambios de índole físico y psicológico.

Pasos rehabilitación adicciones

Durante este proceso existen diferentes etapas:

  1. La recuperación o la retirada del consumo de la/s sustancia/s. En esta etapa se produce el llamado síndrome abstinencia. Estos síntomas de abstinencia se caracterizan por una serie de síntomas físicos y psicológicos que se producen en la retirada de la/s sustancia/s que se consumían. Esto implica para el individuo la desintoxicación, lo que suele provocar deseos intensos de consumir, depresión, ansiedad, insomnio, etc. Todos estos síntomas de esta abstinencia obedecerán al reajuste neuroquímico mencionado anteriormente.
  2. La abstinencia temprana o luna de miel. Esta se caracteriza por la presencia de un estado de bienestar e incluso de euforia al sentir que sus problemas relacionados con la adicción están resueltos. Se presenta el aumento de energía y optimismo, los cuales pueden generar un exceso de confianza en el sujeto; lo cual puede generar el problema de que el paciente no vea necesario continuar con el tratamiento al haber superado el síndrome de abstinenecia acohólica o sustancias. Para ello, el individuo debe saber la existencia de esta fase, para así conocer los riesgos y poder enfrentarse a ellos.
  3. La abstinencia prolongada o fase del muro. Es una de las más temidas para el sujeto, ya que lo vive como un retroceso debido a que el nivel de energía baja. Emocionalmente se siente apática, triste y, en algunos casos, hay presencia de anhedonia. Todo esto puede llevar a la persona a pensar que no se recuperará, aumentando su desesperanza y las probabilidades de recaída.
  4. La adaptación y resolución, en la que la persona ya ha superado los síntomas de abstinencia física. El individuo siente el haber superado la fase de muro, siendo una creencia falsa. El objetivo principal de esta fase, es mantener el estilo de vida que se ha ido adquiriendo.

 

Estimulación Magnética Transcraneal, una alternativa en el tratamiento de adicciones

Entre los tratamientos para adicciones, se encuentra la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT). Se trata de un método médico no invasivo que desencadena actividad neural, la cual aprobada para el tratamiento de la depresión en 2008. Actualmente, de modo pionero se está demostrando su eficacia en la deshabituación en adicciones.

De acuerdo con la publicación de la aclamada revista Nature de los investigadores A. Bonci & B. Chen (2016), se empezaron a estudiar las áreas cerebrales que regulan el control de impulsos. El objetivo era ayudar a los pacientes adictos a reducir el craving (ganas urgentes de consumir). Iniciaron estos estudios, en NIDA, Baltimore, con ratas adictas a la cocaína, en donde se constató que hay una parte cerebral clave en este control de impulsos. Se trata del córtex prefrontal dorsolateral (CpFDL), el cual es quien gobierna el control ejecutivo de nuestros actos.

Eventualmente, Gallimberti condujo un estudio al respecto que debutó con 32 pacientes y del que actualmente hay alrededor de 300. También C. Hanlon, en MUSC (EE.UU.), llevó a cabo otro estudio, doble ciego, con pacientes adictos a la cocaína y, en Mayo del 2017, se hicieron dos más: México y Baltimore.

Los beneficios de la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT)

En 1985, A. Barker introdujo la Estimulación Magnética Transcraneal (EMT) para poner a prueba la neurofisiología humana. Con una bobina electromagnética en el cráneo, sobre el córtex motor, y generando un pulso de corriente fuerte y breve se realizaban movimientos voluntarios de las manos y las piernas. Mediante este estudio se hipotetizó que la corriente excitaba a las neuronas motoras.

Después, en la década de los 90, se usó la Estimulación Magnética Transcraneal para ver cómo funcionaba el córtex visual en personas ciegas. Descubrieron que estimulaciones a baja frecuencia (1 hz = 1 pulso por segundo) inhibían las neuronas, mientras que, a alta frecuencia (5-20 hz), se excitaban. Así mismo, también se logró ver que los pacientes deprimidos respondían a altas frecuencias de EMT repetitiva, y pacientes psicóticos con alucinaciones auditivas mejoraban con EMT de baja frecuencia.

Desde entonces, se consideraron los beneficios de la Estimulación Magnética Transcraneal en distintos casos clínicos.  Durante los últimos nueve años se ha aplicado la EMT a:

  •  Trastornos psiquiátricos como trastorno obsesivo compulsivo, trastorno por estrés postraumático, estrés y a varias adicciones (alcohol, nicotina y opioides);
  • y enfermedades médicas como la epilepsia, el Parkinson o el dolor crónico

En el equipo del Dr.Sambola, creemos en la eficacia de esta innovadora técnica para la reducción del craving en el proceso de deshabituación a tóxicos. Es por ello que, como centro pionero ofreceremos a nuestros pacientes cuyas necesidades y perfil se ajusten el uso de esta tecnología innovadora como alternativa a tratamiento de adicciones. 

Mitos sobre el suicidio

En nuestro centro tratamos, entre otros, la patología dual (combinación de una adicción a una sustancia, combinada con un trastorno psíquico). Tratamos desde todo tipo adicciones hasta trastornos asociados con depresión, angustia, entre otros. Es importante mencionar que estos trastornos conllevan a menudo, un incremento del riesgo de suicidio.

Frecuentemente los familiares de los pacientes están preocupados por estos riesgos y confundidos por cómo actuar. Por ello hemos recopilado una serie de mitos sobre el suicidio, entre  los cuales se encuentran desde factores de riesgo hasta realidades relacionados con este tema. 

MITOS SOBRE EL SUICIDIO REALIDADES SOBRE EL SUICIDIO
Las personas que hablan de suicidarse solo pretenden llamar la atención. >> Las personas que mueren por suicidio habitualmente hablen de ello previamente. Están sufriendo y a menudo logran salir de su silencio para buscar ayuda. No saben qué hacer y han perdido la esperanza. Tómese siempre seriamente a la gente que le habla de suicidio. Siempre.
Las personas que hablan de suicidarse no hacen intentos de matarse.  

>>

 

Las personas que hablan de querer suicidarse a menudo se matan.
El suicidio siempre ocurre sin señales de aviso. >> Casi siempre hay señales de aviso.
Una vez una persona ha decidido morir por suicidio, no hay nada que se pueda hacer para pararle /pararla.  

>>

 

El suicidio puede prevenirse.  La mayoría de suicidas no quieren morir, solo dejar de sufrir.
El suicidio solo afecta a personas de cierta edad, raza, estatus financiero, género, etcétera. >> El suicidio puede afectar a cualquiera.
Las personas que han intentado suicidarse y han sobrevivido no lo intentarán otra vez. >> Las personas que han intentado suicidarse y han sobrevivido a menudo harán otros intentos.
Las personas que intentan suicidarse están locas. >> No, rotundamente no. Están sufriendo y probablemente su mente no está estable químicamente. Cualquiera puede tener ideación suicida.
Las personas que intentan suicidarse son débiles. >> No, rotundamente no. Están sufriendo y probablemente su mente no esté químicamente equilibrada. Muchas personas muy “fuertes” mueren por suicidio.
Las personas que hablan del suicidio están tratando de manipular a los otros. >> No, rotundamente no. Las personas que hablan de ello están sufriendo y necesitan ayuda. Decirles que están manipulando o pretendiendo algo de vosotros es insensible y evitativo. Las personas a menudo hablan de suicidio antes de morir de ello. Tómese siempre en serio este tipo de charlas.
Cuando las personas se vuelven suicidas lo serán siempre. >> La mayoría de personas sin suicidas durante un periodo de tiempo limitado. Sin embargo los sentimientos suicidas pueden recurrir.
Personas suicidas definitivamente desean morir. >> La inmensa mayoría de gente suicida no quiere morir, están sufriendo y quieren dejar de sufrir.
Nunca hay que preguntarle a un suicida si ha pensado sobre ello o si ha decidido un método, porque hablar de ello les dará la idea de hacerlo. >> Preguntarle a la persona su ha tenido ideas suicidas no les da la idea de suicidarse. Es importante hablar sobre suicidio con este tipo de personas porque aprenderá más sobre su mente e intenciones y le permitirá diluir parte de la tensión que causan los sentimientos suicidas.
Cuando alguien suicida se siente mejor, ya no hay más pensamientos suicidas. >> A veces los suicidas se sienten mejor porque han decidido acabar con todo y ello les puede dar un sentimiento de alivio ya que el dolor pronto habrá acabado.
Los jóvenes nunca piensan sobre suicidio, ya que tienen la vida entera por delante. >> El suicidio es la tercera causa de muerte entre jóvenes de 15 a 24 años. A veces chicos menores de 10 años mueren por suicidio.
Hay poca correlación entre alcohol, abuso de drogas y suicidio. >> A menudo personas que se suicidan lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol.
Las personas suicidas no buscan ayuda. >> Muchas gentes suicidas buscan ayuda.

¿Cómo ayudar a alguien próximo en riesgo de suicidio?

Si usted está pasando por el mal momento en que alguien querido verbaliza querer dejar de vivir, seguramente habrá sentido impotencia y confusión sobre cómo actuar, qué decir y hacer para ayudar. 

Para enfrentar esta situación, aquí tenéis algunas directrices.

Precauciones ante un riesgo de suicidio

  • No dejéis a vuestro familiar solo;
  • generad un clima tranquilo y de confianza;
  • elegid un momento sereno para abordar la cuestión;
  • para saber si piensa en el suicidio la única manera es preguntárselo directamente: “¿Piensas en quitarte del medio?”;
  • trata de entender lo que siente la persona procurando que te lo explique detalladamente: “¿qué es lo que piensas que no funciona en tu vida?”;
  • habla, sin juzgar, con él /ella sobre sus ideas suicidas: “¿cómo lo iba a hacer?, “¿dónde?, ¿cuándo?”. 

Es importante tener en cuenta que si el modo elegido es altamente letal o con pobre rescatabilidad, el riesgo que el familiar está sufriendo es más alto.

  • revise los lugares altos inseguros, cerrar armas, cuchillos y medicamentos bajo llave;
  • compartid el secreto con algún apoyo para usted. No haga solo sus acciones, hable con otros para generar una red de apoyo y prevención más amplia. Explique lo que usted siente y vive;
  • respete a la persona suicida y a usted mismo teniendo en cuenta sus posibilidades y sus límites de acuerdo con la situación;
  • facilítele las coordenadas de la línea de intervención suicida accesible 24h al día y usted póngase en contacto con su psiquiatra /psicólogo.

¿Qué evitar cuando hay riesgo de suicidio?

  • Evite moralizar, dar ‘recetas’ de felicidad, ya que cualquiera tiene su manera de vivir y su concepto de felicidad según lo vivido, su carácter etc.;
  • no hay que prohibirle pensar más la muerte;
  • tampoco hay que prometer cosas que no se podrán cumplir o sostener;
  • nunca minimice la gravedad de los problemas;
  • desconfiad del bienestar súbito,ya que puede ser un signo del paso previo a un gesto suicida. En todo caso háblalo abiertamente.

Si no ve ningún cambio en la persona suicida pese a sus intervenciones, comuníquese con Dr. Sambola (https://www.drsambola.com/) donde tenemos recursos de prevención de suicidios, y podremos:

  • Evaluar el riesgo suicida;
  • Activar un plan de acción de crisis;
  • Y daros apoyo a vosotros también.

Qué es la píldora digital

Adherencia al tratamiento farmacológico

Ciertas enfermedades mentales como las psicosis o las adicciones requieren, para su mejoría, el seguimiento fiel de cierto tratamiento psicofarmacológico.
En el caso de las esquizofrenias aludiríamos a los antipsicóticos, y en el de la adicción al alcohol, por ejemplo, pensaríamos en los interdictores al alcohol.
En estudios americanos han concluido que el hecho de no seguir adecuadamente la medicación (no adherencia) se traduce en más de 125 mil muertes y alrededor de 335 billones de euros anuales. Este problema según la OMS se traduce en que mejorar la adherencia tendría un impacto en la salud poblacional mucho mayor que el descubrimiento de cualquier tratamiento específico.
La Píldora Digital se aprobó por primera vez hace quince años para tratar la esquizofrenia, el trastorno bipolar y algunas depresiones Recientemente la FDA aprobó una nueva píldora, del tamaño de un grano de arroz, que integra un sensor digital que posibilita a los pacientes rastrear cuándo se han tomado su medicación y de qué dosis. Se trata de la Pildora Digital (Abilify MyCite)

El funcionamiento de la Píldora Digital (Abilify MyCite) es el siguiente:

  • Cuando el sensor entra en contacto con el ácido gástrico se activa una señal eléctrica que, minutos después, es enviada a un parche situado sobre el tórax; el parche enviará, mediante Blootooth, al Smartphone del paciente, información sobre la hora y la dosis ingerida; esa información podrá ser consultada por el psiquiatra o doctor y por otras tres personas que el paciente elija, incluyendo familiares. El paciente, podrá revocar este consentimiento en cualquier momento.
  • Actualmente no hay evidencia de que este sistema de seguimiento ayude verdaderamente al paciente a mantener la adherencia al tratamiento farmacológico; además la idea de ingerir un aparato que se pueda rastrear pone en tela de juicio ciertos aspectos relacionados con la privacidad y el tratamiento falla ocasionalmente (se omite algún registro o se retrasa en exceso) y no está del todo probado (no está aprobada su seguridad para el uso en niños).

El Dr. J. Lieberman, director de psiquiatría de la Universidad de Columbia (Hospital Presbiteriano de NY), comentó, en el New York Times, que le parecía ‘curioso’ que, de entre todos los fármacos, fuese precisamente el Abilify el fármaco elegio para contener un sensor rastreador; explicó las personas que padecen esquizofrenia pueden tener alucinaciones y paranoia y que era irónico que, precisamente a ellos que tienen alucinaciones se les diera este sensor, según la opinión de Lieberman. “ Es como un Gran Hermano biomédico”.

En conclusión, otros recordatorios menos invasivos como Apps y recetas electrónicas para recordar la toma de medicación pueden ser de momento más adecuadas.

Medidas de prevención a las adicciones

Las conductas de consumo de sustancias o sin sustancias  suelen comenzar como experiencias placenteras: desinhibición, experimentar sensaciones intensas, conseguir la sensación de cercanía interpersonal. Cuando ésta búsqueda ha alcanzado un carácter regulador, de alivio psíquico y adaptativo ya se habrá pasado al terreno de la adicción.

Una de las preguntas, en el caso de la adicción, más recurrentes en consulta de nuestros pacientes, que sufren por su enfermedad es:

 “Por qué yo he desarrollado una adicción y otros que también salieron de fiesta y probaron drogas o jugaron a la Play Station no?

De todos es sabida la respuesta basada en el modelo bio-psico- social, la cual  es sustancial y científica pero a veces queda distante y poco personalizada si no se profundiza en la dimensión psico- social.

Es necesario comprender y saber tratar la tendencia a la disregulación gestada desde el estilo de apego desarrollado durante la historia experiencial y relacional de la persona y desensibilizar esas memorias que apoyan la identidad asociada a “sentir/se”, la necesidad de validación insaciable,  el ser silenciados, calmados o potencian la evitatividad ante las emociones, situaciones y /o conflictos.

  • Lo que las teorías sobre el Apego defienden es que el apego seguro es “el mejor superpoder de héroes que necesitan nuestros hijos” y la buena noticia es que es reparable con técnicas especializadas y esto sería el modo básico para hacer prevención.
  • La investigación en el campo del apego nos amplía la comprensión sobre el desarrollo de la seguridad y confianza en uno mismo como resultado de las relaciones establecidas con los padres.
  • El estilo de apego determinará gran parte de la vida afectiva y los estilos de relaciones interpersonales, pero sobre todo establecerá las bases para la autorregulación o desregulación emocional.
  • Los primeros apegos en la vida son los más importantes pues constituyen el marco de referencia para todas las relaciones futuras. Las personas que tuvieron un modelo de apego que les transmitió seguridad tienen más ventajas para afrontar la vida.
  • Las personas que no cuentan con un modelo de apego seguro, aquellos que no fueron calmados, mirados, sentidos y sostenidos cuando han sentido perturbación o malestar; bien sea porque sus necesidades básicas no se han cubierto o no fueron consolados cuando se han caído o cuando sus emociones o malestar ha pasado inadvertido tienden a crecer sintiéndose inseguros con dificultades para manejar la ansiedad, el enfado o la rabia cuando no obtienen lo que esperan o cuando las cosas van mal. Como mecanismo regulador aparece la “desconexión/disociación” subconsciente o inconsciente. Estos recuerdos almacenados reactivarán la búsqueda…, y en muchas ocasiones “las drogas o conductas obsesivas” acaban siendo estos aliados efímeros “la desconexión es el modelo aprendido”

Cambiar la experiencia no es posible en absoluto pero puede reprocesarse y desensibilizarse.

Asumimos el reto de un abordaje que se sumerge en el camino que entiende y alivia la necesidad de regulación; también es bueno abrirnos como terapeutas a sanear la propia historia psicotraumatizante que el consumo activo o el trastorno emocional vino a reforzar: “yo no sé sostenerme en este estado”.

El abordaje de las adicciones y/o el trastorno emocional a nivel profundo ha de estar vinculado a la comprensión y el saber tratar el estilo de apego seguro/inseguro/desorganizado, ambivalente que pueda tener la persona que sufre.

Éstos y otros horizontes nos ocupan para dar esperanza a la necesidad más básica del ser humano: “sentirnos seguros”

Las instalaciones
Clínica Galatea