Blog
Home > Blog > ¿Que pasa con las familias de los toxicómanos?
Más información Telf. 93 115 92 89 610 12 26 57

¿Que pasa con las familias de los toxicómanos?

5 de mayo de 2011 por drdrsambola15

La experiencia de tener una persona con problemas de toxicomanía en la familia puede resultar sumamente devastadora para todos los miembros que la componen. Suele generar importantes trastornos, no solo económicos, sino a nivel emocional: sentimiento de culpa, culpabilización entre los miembros, restricción de la vida social, miedo, ansiedad, etc.

Estos síntomas dan cuenta de que en el transcurso de la enfermedad las familias también van enfermando, comienza a evidenciarse una clara dificultad para discernir aquellas cuestiones que suceden en la vida cotidiana, y que tienden a normalizarse o justificarse, cuando en otros momentos se verían como injustificables e intolerables.

El miedo a posibles amenazas a los miembros de la familia, el temor porque el paciente pudiera cometer actos que atenten contra su seguridad o su vida, promueven una distorsión considerable en la evaluación de la realidad.

Los familiares van adquiriendo a medida que pasa el tiempo más responsabilidades sobre el familiar toxicómano: pagan sus deudas, contratan abogados, pagan fianzas, las esposas/os llevan solas/os la

conducción de la familia, en síntesis, una permanente actitud de “salvarlo”. Las familias van siendo cada vez más prisioneras del familiar adicto, y el paciente se va convirtiendo en alguien cada vez más manipulador, demandante e irresponsable con su propia vida y su conducta.

Si bien la intensión de la familia es hacer todo aquello que este su alcance para ayudar a la persona enferma, lo que se produce es lo contrario. Es por esto que las familias tienen que aprender a dar ayuda a su familiar de otra manera.

Es por todo esto que el proceso se tratamiento no solo involucra al paciente, sino también y de modo muy importante a su familia. La familia también debe tratar estos aspectos que los enferman y que finalmente contribuyen al consumo del paciente.


Etiquetas:
Publicado en Adicciones Adolescencia Familiares General