¿Qué es el trastorno bipolar?

Es un trastorno del estado de ánimo en el que se combinan episodios depresivos y maníacos (euforia extrema). Las características, intensidad y duración de los síntomas propios de cada una de las fases varían entre individuos.

Hay pacientes que presentan periodos de depresión graves con pocos episodios de manía. Hay otros pacientes en donde los síntomas de la manía no son tan extremos, y en su lugar presentan episodios de irritabilidad/disforia, impulsividad, o simplemente niveles elevados de energía. También hay pacientes en los que las fluctuaciones del estado de animo son menos intensas con períodos de hipomanía y depresión leve.

Existe un alto riesgo de suicidio con el trastorno bipolar. Estando en cualquiera de las dos fases, los pacientes pueden abusar del alcohol u otras sustancias, lo cual puede empeorar los síntomas.

A medida que la presentación de la patología se aleja del cuadro clásico, el diagnóstico se complica. No es infrecuente encontrar casos de pacientes con síntomas leves o atípicos de manía que son erróneamente diagnosticados como pacientes que presentan únicamente depresión. El diagnostico correcto es fundamental en el éxito terapéutico.

En el trastorno bipolar es esencial el tratamiento farmacológico. Este debe ser estrictamente controlado por los especialistas. La psicoterapia de apoyo tiene como función fundamental mejorar el cumplimiento del tratamiento y ayudar al paciente y su familia a adaptarse a la enfermedad.

¿Cómo actuar?

En todos los casos es vital conseguir un diagnóstico profesional. Las patologías psiquiátricas son complejas, puesto que el diagnostico se basa en las observaciones que realiza un especialista sobre conductas concretas de un individuo. Por tanto, hay un componente de variabilidad individual que no es despreciable y debe tenerse en cuenta. Es importante valorar a cada individuo en particular para evitar “etiquetarlo”. Los tratamientos deben apoyarse en un diagnóstico sólido. Cuanto más precoz sea la intervención mayores serán las garantías de un buen resultado.

En nuestra clínica de rehabilitación, ofrecemos el servicio de Visita Previa que permite el diagnostico del paciente y la valoración de la situación de forma personalizada. De esta manera el equipo médico recomendará el enfoque más apropiado para cada caso.

¿Cuándo ingresar?

En las depresiones pueden aparecer sentimientos de culpa insoportables que pueden dar lugar a la aparición de ideas suicidas o disminución de las ganas de vivir. Cuando estos pensamientos son muy intensos se recomienda un ingreso para prevenir la posibilidad de que la persona intente llevarlos a cabo.

¿Por qué confiar en nosotros?

Porqué disponemos de una amplia plantilla de psiquiatras y psicólogos, perfectamente capacitados tanto para realizar el diagnóstico como el tratamiento.

Para más información de los tratamientos de comportamiento bipolar llámenos al 93 201 98 56 o pidanos un cita Online