Blog
Home > Blog > ¿Cómo reconocer al jugador patológico en estadios iniciales?
Más información Telf. 93 115 92 89 610 12 26 57

¿Cómo reconocer al jugador patológico en estadios iniciales?

28 de abril de 2011 por drdrsambola15

Dentro de la patología de la adicción hay diferentes estadios, fases o gravedad de los cuadros. Los jugadores antes de llegar a ser patológicos atraviesan otras etapas. Poder distinguir a un familiar o amigo en las fases precoces de una enfermedad, nos ayudará a intervenir precozmente aumentando las posibilidades de recuperación.

La primera sería aquella en que la persona comenzaría por curiosidad, por ejemplo, para conocer lugares o experiencias en general muy bien publicitadas. Estos son los jugadores sociales u ocasionales.

Una vez que el lugar ya se conoce, este espacio se transforma en un área que brinda placer y confort, y permite ocupar un tiempo libre. En esta fase, aun hay control del gasto y no hay abandono de las obligaciones de laborales o familiares. Se invierte un tiempo limitado pero se empiezan a reiterar las visitas al lugar del juego: Los Jugadores habituales.

Con el tiempo, la frecuencia comienza a aumentar, se generan nuevas relaciones sociales, se crea un nuevo grupo. En esta etapa se empieza a invertir más tiempo, y se dejan de lado actividades que habitualmente se realizaban. La cantidad de dinero en apuestas aumenta y se empieza a mentir, a ocultar a la familia esta visita habitual. En estas fases, los pacientes suelen referir sentir “que les sube la adrenalina”. Jugador habitual excesivo o jugador excesivo.

En la etapa siguiente se pierde el sentido o el valor del dinero. La idea de ganar está siempre presente, pero sino gana no importa. Mientras tenga resto o dinero no se retira y si tiene a quien pedirle prestado seguirá jugando. No es poco común que el jugador refiera que fue a su casa 6 o 7 veces para buscar más dinero y jugarlo. En estos casos ese dinero ya puede no ser propio. Comienza el descontrol, el problema familiar y social. El juego se convierte en un trastorno y puede generar problemas legales. La adicción está instalada, el individuo perdió su libertad. La persona juega en forma obsesiva y sin control de sus impulsos.

En el transcurso de estas etapas es donde el paciente debería ser detectado para evitar llegar a la ludopatía.



Etiquetas:
Publicado en Adicciones Familiares General juego patologico